Esta investigación fue producida en alianza con la Red de Investigación de Bosques Tropicales (Rainforest Investigations Network) del Pulitzer Center.

La Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal es un movimiento religioso peruano, profundamente sincrético, que se ha extendido por varios países de América Latina e incluso tiene sedes en Norteamérica y Europa.

Su fundador, Ezequiel Ataucusi Gamonal (1918-2000) desde 1953 promovió la migración hacia la Amazonia, donde prometió a sus seguidores que se hallaba la Tierra Prometida. Fruto de estas migraciones, un grupo de israelitas ocupó extensas zonas en la selva del Perú. Un par de estas colonias israelitas se ubicaron en la Cordillera de El Sira, en la selva central, a inicios de los años 90.

La ocupación fue pacífica y pidiendo los permisos del caso a las autoridades pertinentes. Sin embargo, el año 2001, la autoridad ambiental del Perú creó la Reserva Comunal El Sira, un área protegida donde la ocupación humana está prohibida.

Los israelitas y la población de Iparía, distrito donde se ubican las colonias, recién se enteraron de la creación de la Reserva Comunal en el año 2007. Los israelitas han sido acusados de deforestación por las autoridades ambientales, mientras que ellos han solicitado a diversas instancias estatales ser excluidos de la Reserva, y que se respete su derecho pre existente a la propiedad de la tierra.

La Reserva Comunal El Sira es un área de muy alta biodiversidad, con numerosas especies únicas, y es el origen de los ríos que abastecen de agua a los miles de pobladores que se hallan asentados en sus alrededores.

Los israelitas, agricultores y ganaderos reclaman por la rehabilitación de una carretera que permita que sus colonias se unan comercialmente con la capital del distrito y el resto de la región. Las autoridades ambientales recientemente han aceptado el inicio de las obras, luego de muchos trámites y controversias. Sin embargo, las autoridades de Iparía sienten que la Reserva Comunal es una "traba para el desarrollo local".


Reserva comunal el sira. fuente sernanp

Una vez más, conservación y desarrollo económico parecen no coincidir. Los riesgos de la carretera en El Sira podrían acelerar los procesos de deforestación y el aumento del ingreso de cocaleros en la zona.

LEA EL REPORTAJE COMPLETO EN ESTE ENLACE.